miércoles, 11 de febrero de 2015

Ven y enloquece: El blog de Clarisa Tomás Campa


Buenos días:
La verdad es que siempre me sorprende la manera tan grácil que tiene Clarisa Tomás de hacer que lo difícil parezca fácil. 
 
 
 Al leerla avanzo por sus ideas con la naturalidad con la que camino por mi casa a plena luz del día: me hace sentir bienvenido a opinar en libertad sobre unas emociones comunes que ella pondera con una sensibilidad única.
Lo difícil viene después, cuando intento canalizar el raudal de ideas, sentimientos y sensaciones que sus palabras han avivado.
Tengo mucho que agradecerle a Clarisa, más allá de sus palabras de ánimo y sus muestras de complicidad: tengo que agradecerle la dignidad que trasmite; la humanidad que comparte y ese juicio independiente –alejado de todo prejuicio– en el que invita a experimentar en libertad, a apreciar antes de reputar, a “vivir sin más misterio que ser nuestra libertad”.
Gracias, Clarisa.



Ven y enloquece: El blog de Clarisa Tomás Campa

8 comentarios:

  1. Tiene un blog muy interesante, aunque soy muy nueva en su entorno, hace muy poco que la sigo.

    una lluvia de besos para los dos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Maduixeta:
      Ya ves, y este rompetechos contestándote en el lugar equivocado.
      Ayyyyyyy!!1

      Eliminar
  2. Buenas tardes, Maduixeta:
    Creo que el blog de Clarisa tiene un contenido excepcional.
    Sí, ya vi que me mencionabas en un comentario en su blog.
    Muchas gracias, Maduixeta.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Ay, y yo perdida por esos mares de dios...
    Gracias, Nino. Ahora que te encuentro en todas partes, "como un resucitado sin haber muerto", tendré que celebrar que hay más cielos, más allá de mis sospechas...
    Gracias también a maduixeta, por su apoyo y seguimiento.
    Nos leemos. By happy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Clarisa:
      Cuando uno se hace a la mar, confía en llegar a buen puerto tras una travesía tranquila.
      Podemos creer que estamos perdidos cuando el viento del destino nos aventura por mares no cartografiados, pero el magnetismo de lo desconocido, recalar en puertos extraños que se convierten en amigos, es más sugerente que arribar a lo esperado.

      Cada viaje a tu blog es una singladura fascinante, recalar en tu puerto creativo guarda el embrujo de la sorpresa en cada una de tus textos.
      Un abrazo, Clarisa.

      Eliminar
  5. Gracias por compartir estos hermosos blogs..Me imagino que Nino es de Valentin ya que tengo un amigo que así le llamamos!!

    Que penas que estés tán lejos porque me encantaris regresar a mi ingles abandonado!!

    Gracias por compartir
    Con cariño Victoria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Victoria, por tus lecturas y comentario.
      Mi “Nino” viene de “Marcelino”, bueno en realidad viene del cariño de mi madre.
      Gracias por tu interés en recuperar tu inglés, siempre es una suerte tener alumnos que aprenden por curiosidad y no obligados.
      Un fuerte abrazo, Victoria,

      Eliminar