martes, 24 de septiembre de 2013

Programa del XXXVII Salón Internacional del Cómic del Principado de Asturias 2013



Programa del XXXVII Salón Internacional del Cómic del Principado de Asturias (Gijón 2013)

Para más información sobre los actos del salón, visita la página http://www.elwendigo.net/



MIÉRCOLES 2, 19.00 horas
CENTRO CULTURAL ANTIGUO INSTITUTO
Día del Ayuntamiento de Gijón
• Inauguración del XXXVII Salón Internacional del Cómic del Principado de Asturias a cargo del Director del Salón D. Faustino R. Arbesú, Juan José Plans y el Director de la Fundación Municipal de Cultura D. Xosé Nel Riesgo.
• Presentación de los autores asistentes al día de Inauguración: Alberto Álvarez Peña, Marcos de las Heras, Gaspar Meana, Neto, Suso, Jan Strnad, José Mª Álvarez, Elvira Menéndez...
•Presentación y coloquio con Jan Strnad por Jose Mª Álvarez
• Firma de autógrafos

JUEVES 3, 19.00 horas
CENTRO CULTURAL ANTIGUO INSTITUTO
Día del Principado
•Presentación del libro La Historieta Asturiana libro II por su autor Faustino R. Arbesú y Juan José Plans
• Presentación de EL WENDIGO nº 121-122 y la descarga gratuita de La Historieta Asturiana libro I desde el Blog de ULTRAMUNDO por Faustino R. Arbesú y Miguel Díaz
• Presentación de la obra La crónica de Leodegundo por su autor Gaspar Meana y Florentino Flórez
• Firma de autógrafos

VIERNES 4, 19.00 horas
CENTRO CULTURAL ANTIGUO INSTITUTO
Día de la Fundación Municipal de Cultura
•Presentación del segundo tomo de La saga de Atlas & Axis y del cómic publicado en Francia Ze Jacky Touch de Pau por Florentino Flórez.
• Presentación y coloquio con Ivo Milazzo por Fernando Cuesta.
•Presentación y coloquio con el editor Frédéric Manzano por Florentino Flórez.
• Firma de autógrafos

SÁBADO 5, 18.30 horas
CENTRO CULTURAL ANTIGUO INSTITUTO
Día de los Premios Haxtur
• Entrega del Premio Capitán Misterio y lotes de tebeos a los acertantes de las Quinielas Haxtur
• Presentación y coloquio con José Ortiz por José Mª Álvarez.
• Presentación y coloquio con Javier Mariscal por Fernando Cuesta.

SÁBADO 5, 20.30 horas
CENTRO CULTURAL ANTIGUO INSTITUTO
Día de Los Premios Haxtur
• Entrega de los XXIX Premios Haxtur a cargo de Sofía Carlota Rodríguez y Joaquín Fuertes.
• Cómic en vivo con la participación de los autores: José Ortiz, Javier Mariscal, Ivo Milazzo, Jan Strnad, Gaspar Meana, Neto, Marinas, Alberto Álvarez Peña, Suso y Pau.
• Firma de autógrafos

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS

Centro Cultural antiguo Instituto (Gijón)
C/ Jovellanos nº 21, Gijón

Martes 1, 13.00 horas
Inauguración de la exposición: La crónica de Leodegundo de Gaspar Meana
Cómic en Vivo
Del miércoles 2 al viernes 4 de 16.30 h. a 18.00 h.
En el patio del Antiguo Instituto, los dibujantes asturianos y otros invitados al Salón realizarán Cómic en Vivo. Los dibujos se regalarán al público asistente.

Escuela de Arte de Oviedo Av. Julián Clavería nº 12, Oviedo.
Encuentro coloquio: “La crónica de la Crónica” con la presencia del autor Gaspar Meana a cargo de F. Flórez. Viernes 4 a las 12.00 horas.

EXPOSICIONES
Centro de Cultura "Antiguo Instituto" (Gijón)
•La crónica de Leodegundo de Gaspar Meana
Del 1 de octubre (martes) al 13 de octubre (domingo)

• Homenaje al Autor que Amamos
Del 2 de octubre (miércoles) al 5 de octubre (sábado)

• Finalistas Premios Haxtur 2013
Del 2 de octubre (miércoles) al 5 de octubre (sábado)

• Homenaje al Premio John Buscema
Del 2 de octubre (miércoles) al 5 de octubre (sábado)

- Visitas en horario del Centro Cultural

sábado, 21 de septiembre de 2013

Dibujo del Pato Donald dedicado en Gijón por Don Rosa



Tengo la suerte de contar con un par de dibujos dedicados por Don Rosa, quizá el ilustrador más importante de las aventuras del PatoDonald después de Carl Banks.
Sí presionas sobre la ilustración del Pato Donald accederás a una reproducción de mayor calidad.



Don keno Hugo Rosa (generalmente llamado Don Rosa) es un ilustrador famoso del Pato Donald. Nació el 29 de junio de 1951 en Louisville, Kentucky, Estados Unidos.
Su trabajo más conocido es "The Life and Times of $crooge McDuck" ("Vida de Rico McPato" o, como se publicó en España, "La juventud de Tío Gilito").
Don Rosa es considerado por muchos el mejor artista de "Patos" después de Carl Barks.
En casi todas sus historias se puede encontrar una dedicatoria a Carl Barks, quien ha sido su inspiración para cada viñeta, como Don Rosa mismo ha dicho. La dedicatoria (D.U.C.K.) generalmente se encuentra semi-escondida en la primera página y en el primer cuadro de cada historia. D.U.C.K. es la abreviación de: Dedicated to Unca Carl from Keno. (Dedicado al tío Carl de Keno). Además, duck en inglés significa pato.

Éste es el vínculo a una página muy completa sobre Don Rosa.

martes, 10 de septiembre de 2013

¡Pedazo decepción!



Supongo que el que en estos momentos en que otros braman ¡Gibraltar español!, me ponga yo a clamar ¡La culpa es del inglés! sonará bastante chaquetero al poder en ciernes y al dinero en sobres. Pero mis palabras no sobran, la verdad es la que es; y la culpa la tiene el anglosajón, aunque también aparecerán referenciados en mi fábula mis monstruos recurrentes: los profes.

Volvamos a mi niñez…

Como buen alumno de El Chufu –magistral mote originado por su deforme pronunciación de la locución “Do you…?”–, cuando salí del cole mi nivel de inglés habitaba en el subsuelo. Lo que unido a que mi “taylor” no era “rich”, sino “kitsch” hacía que todo turista desorientado que se acercaba a preguntarme, se alejara aterrado tras escucharme. Ya en el instituto la cosa pintaba como en la “school”, por mucho que al ritmo de Daddy Cool intentase hacerme el interesante al canturrear cual anglochapurreante.

De repente descubrí a David Bowie y a Queen; y con ellos no sólo llegó el escándalo, también me invadió la curiosidad por enterarme de lo que decían las letras de esos reyes del “Glam”. La curiosidad que mató al gato a mí me entretuvo todo el rato que duró mi adolescencia. Y, pese a la perenne indigencia en inglés de mis “high-scool teachers”, mis conocimientos de inglés fueron aumentando y mi capacidad de espantar, disminuyendo. Recuerdo el nombre de la primera angloparlante que no se asustó al tenerme como conversante. Su nombre era Shandy –como el título de una canción de los Kiss–, cuando le hablaba escuchaba mis palabras antes de pasar a los hechos. Fue ese comprobar que el inglés no era una asignatura, sino un idioma que actuaba de puente al placer y la Cultura, lo que me llevó a profundizar en el aprendizaje del idioma de la pérfida Albión y sus otrora colonias.




En ese aspecto, como en otros tantos, creo que hice y sigo haciendo el tonto. Sólo basta fijarse en el desnivel de inglés que presentaron los altos cargos que representaron al reino de España en la reciente corte olímpica. Si esos prohombres y megamujeres han llegado livianos a cargos tan altos, está claro que ha sido sin el peso del inglés. A la unamuniana exhortación de “¡Que inventen ellos!”, hay que unir el “¡Que lo hablen otros!” al referirnos a ese lenguaje de invertidos que hasta conducen a la inversa.


¡Y así me va! Si en vez de estudiar Filología, hubiera estudiado Derecho –como me suplicaba mi madre– las cosas me pintarían menos torcidas. El farfullar inglés sólo me sirve para llevarme disgustos. El último me ha durado hasta ver el “chapter” 11 de la serie Under the Dome –aquí presentada escuetamente como La Cúpula–. Muy alejado de aquella bóveda que cobijó al Placer o donde resonó el Trueno, en este cascarón la calidad hace aguas. Esta transgresión televisiva de la novela de Stephen King adolece de actores, por lo que recurre a marionetas en escenarios estereotipados.





Pero bueno, pese a esta nueva decepción no pienso abandonar mi renovada querencia al idioma anglosajón, aunque el precio que tenga que pagar sea sufrir malas series en inglés y peores políticos españoles.


Nino Ortea. Gijón, 10-IX-2013.

viernes, 6 de septiembre de 2013

Feliz en mi ignorancia.



Tal y como cantaron Las Grecas: “Prefiero no pensar, prefiero no sufrir”. 


Me explico:

Desde niños hemos oído que lo malo es bueno, por eso de que lo que no nos mata nos hace más fuerte. Pero a mí, que sólo me fortalecía jugar con mi fuerte de Comansi, eso de pasarlo mal ahora para disfrutar después siempre me sonó poco cristiano. Por mucho que los devotos sostengan que éste es un valle de lágrimas, prefiero que su verde se deba a mis esperanzas y no a mis llantos.


Cuando crecemos, vemos que los malos molan. Y que son ellos los que, tras saciarse de la mayonesa que guardaba la que era tu musa, intentan convertir tus sueños de pupitre en pesadillas de pasillo. Pero, en cuanto comprendes que el amarillo no es tu color, la vida te ofrece muchas más salsas para saborearla.

Ya de adultos, son las malas (noticias) las que molan; y hacen buenos a los pésimos informativos desde que empiezan hasta que te terminan. Por no quedar, no nos queda el recurso de refugiarnos en la Ficción industrial. Antes, en eras precedentes de ira, podías abrir un libro de Stevenson y fugarte a Los mares del sur o sentarte bajo techo para cantar bajo la lluvia. Pero ahora la Ficción muerde tanto como la Realidad con tanto zombi, no muerto o político que anda suelto.



Así que, ¿para qué pagar por pasar miedo en el cine cuando ya nos lo dan gratis por la tele? Y más sabiendo que a quienes intentamos ignorar a las malas (noticias), nos estigmatizan señalándonos con el dedo como si lleváramos la camisa manchada o la bragueta abierta.

El caso es que uno se pone a escuchar el parte y el ánimo se le parte: todo son malas noticias y peores perspectivas. Aunque peor te va si ignoras los modismos de sus aforismos; pues basta que te vean con un sobre, para que te señalen cual aforado que se volvió forrado. Desde siempre se han aplicado castigos ejemplarizantes a los ignorantes de los malos augurios. Ahí está el gran Julio César, quien cruzó rubicones hasta el Sena, pero no subió los escalones del senado por despreciar las advertencias sobre un idus de marzo. O pensemos en la flor de Olmedo, al que así le lució el pelo una noche en la que desoyó todas las coplas y cuartetos que le cantaron en su cabalgada alocada. Así que más nos vale oír sin escuchar los informativos y ver sin mirar los telediarios; para así formar parte de las masas ciudadanas que señalan para no ser señaladas.




Pero… ¿a quién le pedimos explicaciones cuando esos vaticinios no se cumplen?

Mucho quejarnos de que los políticos se aferran al cargo, pero no sé de ningún reputado analista que haya entonado el “mea culpa” tras ver cómo sus vaticinios no se cumplen. A estas alturas, según muchos expertos economistas, ya deberíamos llevar un año con la economía nacional intervenida en vez de estar, como está, encogida. Me pregunto cuántas personas tras escuchar sus negros augurios, se les puso el corazón en un puño y las esperanzas en huesos, por lo que tomaron decisiones desesperadas que han resultado erróneas. ¿Dónde está el maestro armero para pedirle explicaciones?


Recuerdo cómo se me atragantaba el desayuno cada vez que Ernesto Ekaizer aseguraba en el matinal radiofónico En días como hoy que nos esperaba un futuro similar a la Sicilia de El Padrino. Y como el mediodía se convertía en moche oscura tras oírlo asegurar en Al rojo vivo que el euro tenía tanto futuro como lo tuvieron el laser-disc o el video beta.


En mi ignorancia, confié en periodistas como Ernesto Ekaizer para guiarme; ahora sé que prefiero mantenerme ignorante a mal informado. Y me es indiferente si me señalan con el dedo por pensar diferente. Se acabó el aceptar manipulación presentada como información; para desinformar ya tenemos al Gobierno y a sus heraldos del averno. A partir de ahora –cual adolescente efervescente– sólo escucharé radiofórmulas musicales, leeré tebeos de superhéroes y veré pelis escapistas.


Se que con ello no volveré a los diecisiete; pero no dejaré que otros hagan un siete en el tapiz de mis ilusiones.


Nino. Gijón. 6-IX-2013.